Un experimento en Vila-real

Imprimir
Javier Sánchez Lacuesta
Martes, 08 de Junio de 2010 16:26
(5 votos)
Una iniciativa pionera se acaba de poner en marcha en Vila-real: CVIDA Vila-real, primera asociación de alcance local promovida por la Asociación CVIDA y el Instituto de Biomecánica.

Su objetivo es convertir la calidad de vida de las personas en un eje estratégico de desarrollo económico y social, como alternativa a una situación de franco deterioro del tejido productivo y de destrucción de empleo.

La iniciativa es importante porque surge como esperanza en momentos de carencia de ideas y de frustración para tantas familias, empresas y gobiernos. Es conceptualmente sencillo: una innovación de la innovación basada en fortalezas esenciales de las sociedades avanzadas.

La primera de ellas, nuestra calidad de vida, que tanto nos ha costado construir y que no deseamos perder: hoy somos conscientes de la importancia de hacer sostenible esta calidad de vida.

La segunda, nuestra capacidad de esfuerzo colectivo, siempre que se invierta en las mejores oportunidades. Vila-real tiene más de 50.000 habitantes, una importante actividad industrial, un comercio local activo y una sociedad civil dinámica e implicada.

Sobre estos activos, CVIDA Vila-real trata de construir un entorno socioeconómico adecuado para estimular la competitividad y el desarrollo local. Lo novedoso del planteamiento es el papel central que adquieren las personas y la transformación de la calidad de vida en ventaja competitiva para las empresas de Vila-real. Las personas han de valorar la contribución a su calidad de vida de los recursos que les ofrece el mercado. La búsqueda de las soluciones más competitivas bajo este enfoque (calidad de vida proporcionada frente a su coste) representa el impulso más potente que el consumo puede dar a la innovación. Un consumo exigente incentiva el dinamismo de los proveedores, en particular de los más cercanos al consumidor.

Por otra parte, la experiencia de uso del consumidor permite extraer, mediante metodologías apropiadas, las ventajas y problemas de los productos, las necesidades no cubiertas, las expectativas de mayor valor. Por complejo que parezca, capitalizar este conocimiento y este saber hacer en las industrias y proveedores locales representa una ventaja que fortalecerá el tejido productivo autóctono frente a su competencia, tanto en los mercados locales como globales.

Un sistema social de innovación orientado a las personas.
Comprender las necesidades del usuario, registrar cuanta información se requiera para crear una solución apropiada para él, conocer la finalidad y propiedades de los recursos disponibles y proporcionar un correcto asesoramiento son elementos que determinan una experiencia de compra satisfactoria para el cliente y efectiva para el profesional o el vendedor.

Desde su posición privilegiada en contacto con el usuario, los profesionales y el comercio mejorarán su nivel de exigencia y sofisticación para ofrecer un mejor servicio. Para ello, deberán seleccionar aquellos proveedores que faciliten soluciones integradas, optimizadas y adaptables al cliente. Soluciones donde sea perceptible el esfuerzo innovador del fabricante, materializado en el propio producto/servicio, en su comunicación, facilitando al consumidor la comprensión de las mejoras que van a proporcionar a su calidad de vida.

CVIDA Vila-real debe liderar estos cambios y necesita la participación activa de los agentes de la vida económica y social de Vila-real, dando forma a un "Sistema Social de Innovación Orientado a las Personas" que puede ser referente para otros núcleos urbanos de la Comunidad Valenciana.

Más información sobre CVIDA Vila-real