INSCRÍBETE:
info@foro-icv.org   963879160

La reconversión de CEOE

(0 votos)

A continuación replicamos las interesantes propuestas que Alberto Giménez, interviniente en el Foro y presidente de la Asociación CVIDA, sostiene en un artículo de opinión publicado en el diario Expansión el pasado 28 de octubre:

La situación de crisis económica en la que vivimos, ha puesto en evidencia la necesidad de un cambio en profundidad en nuestras estructuras económicas y de pensamiento.

Estamos ante una nueva época en la que no sirven una buena parte de las soluciones, modelos y normas que han guiado nuestro quehacer hasta el día de hoy. Si no lo vemos así, si no comprendemos la dimensión del cambio que se exige, no podemos hacer frente con éxito al reto extraordinario que tenemos delante.

Las personas y las instituciones, no sabemos por qué extraño designio, tendemos a repetir modelos y pautas de conducta. Estamos "saliendo de una crisis económica" y ya estamos repitiendo los mismos paradigmas, los mismos principios y valores, y las mismas supuestas soluciones que, aparentemente inspiradoras de un progreso sin barreras nos condujeron, en realidad, a una de las peores crisis económicas que ha vivido la humanidad. Si la lógica funciona y volvemos a aplicar los mismos principios, valores y modelos, acabaremos inevitable, en otra grave situación económica.

Hay que cambiar, por tanto, algunos enfoques de nuestra realidad económica. Y una de las primeras cosas que debemos cambiar es nuestro propio concepto del cambio. La idea de innovación actual basada en el empuje tecnológico como motor del cambio no es correcta desde mi punto de vista. La tecnología, por otra parte, ha dejado de ser un valor añadido exclusivo de las economías occidentales o de las llamadas del primer mundo.

Me parece mucho mas acertado trabajar por una innovación centrada en la persona, entendida no exclusivamente como consumidora, que de lugar a una economía de la calidad de vida que nos permita definir modelos, productos y servicios que por satisfacer directa y de la mejor manera sus verdaderas necesidades nos permita conseguir nichos de mercado y competitividad.

Nuestros vecinos Europeos, pensemos en Alemania, Francia e Inglaterra, tienen una marca que les identifica claramente y les da valor añadido a sus productos. No sucede lo mismo con España y quizá la marca calidad de vida pudiera ser la mas apropiada una vez redefinida y modernizada.

Pero la innovación debe llegar también a las instituciones, como no podía ser de otra manera, entre las que se encuentra CEOE. Una de las misiones principales de la gran patronal es la de realizar análisis de la situación económica general, proponer soluciones y marcar objetivos. CEOE debe ser una institución que en momentos de crisis, inseguridad y miedos como los que estamos viviendo, transmita responsabilidad y confianza en el futuro no de forma voluntarista, sino mediante argumentos claros y precisos que establezcan los mejores criterios que permitan afrontar la situación actual de la mejor manera posible.

Misión de liderazgo

Esta misión de la institución es claramente de liderazgo. Un liderazgo que abra debates, que ayude y oriente a quienes tienen que tomar las decisiones. Este liderazgo exige innovación. CEOE debe cambiar, como todos debemos cambiar, si queremos afrontar con éxito el futuro. No podemos criticar, por ejemplo, a otras instituciones, acusarles de inmovilismo y no aplicarnos a nosotros mismos, con la profundidad que el caso exige una revisión, modernización y puesta al día.

CEOE debe redefinirse y en esa labor debe tener mayor presencia los pequeños empresarios, que constituyen la base del empresario español, así como sectores emergentes que puedan contribuir claramente a crear empleo y reducir déficit. Sectores, como por ejemplo, el sanitario y el sociosanitario que consumen mas del 10% del PIB, necesitan una clara innovación creando nuevos modelos y ajustando los actuales de forma que mejore su calidad y reduzca el déficit.

Sectores donde la oferta y la demanda existe en estos momentos sin necesidad de grandes inversiones o estímulos que puedan incrementar el déficit. Sectores que por su capacidad de reducir el déficit pueden liberar partidas presupuestarias que apoyen a otro tipo de iniciativas económicas que necesitan fuertes inyecciones ó bien que permitan apoyar la investigación, desarrollo e innovación absolutamente claves para nuestro futuro creando productos y servicios claramente competitivos en los mercados exteriores bajo la marca España y no con la de 17 Comunidades Autónomas, obviamente, menos conocidas en el mundo.

Es necesario establecer prioridades y políticas por la vía de racionalización del gasto o la de la inversión, creando riqueza y empleo que mejoren nuestras cuentas públicas y la de nuestras empresas. Hay que apoyar a los innovadores. Nuestro principal problema no es de recursos sino de conocimientos. Es necesario establecer políticas alternativas, pero para ello hay que escuchar y dar paso a aquellos que proponen nuevas soluciones desde sectores tradicionales pero también desde sectores alternativos. Y hay soluciones no nos quepa la menor duda.

CEOE por la vía de los análisis y la comunicación debe contribuir a ello. Y debe hacerlo desde la innovación, empezando por ella misma.

 
Banner
Banner

Declaración Economía y Calidad de Vida

Archivo de entradas

¿Qué es el Foro?

El Instituto de Biomecánica de Valencia acoge la III Edición del Foro sobre innovación, economía y calidad de vida, que tendrá lugar el próximo 21 de junio de 2012.
Desde la puesta en marcha de esta iniciativa en el 2010, el Instituto de Biomecánica (IBV) y la Asociación CVIDA han seguido trabajando en la conceptualización de la Economía de la Calidad de Vida como un nuevo modelo que permita el desarrollo de las personas y garantice su bienestar como miembros de una sociedad avanzada, además de ambiental y económicamente sostenible (DECLARACIÓN SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA).
Esta tercera edición abordará cómo las compras y el consumo para la calidad de vida pueden ejercer de palancas del cambio de modelo productivo.

El Primer Foro concluyó con una declaración en la que se propusieron 10 líneas de intervención y 38 propuestas concretas para avanzar en el desarrollo de este modelo.